Enrique Urquijo >> (Los Secretos)

Enrique Urquijo (Los Secretos)

Los Secretos es un grupo de música pop rock español fundado en Madrid y que ha desarrollado su carrera desde los años 80 del siglo XX hasta la actualidad. Se les ha relacionado habitualmente con la movida madrileña, llegando incluso a realizarse documentales en RTVE que dicen que esta comenzó con el renombrado Concierto homenaje a Canito emitido por el espacio de La 2 Popgrama, aunque ellos han preferido siempre identificarse con los grupos surgidos bajo la influencia de la New Wave británica.        

Su formación ha cambiado a lo largo de los años. En los primeros años, los cambios fueron forzados por las sucesivas muertes de dos de sus baterías, primero Canito (en la época en la que el grupo aún se llamaba Tos) y después su sustituto, el también compositor y cantante Pedro Antonio Díaz, al que ficharon tras poner un anuncio en la emisora Onda 2 tras la muerte de Canito (ambos eran compositores y cantantes además de tocar la batería, y ambos tuvieron una gran influencia en el grupo).

A lo largo de los años el núcleo principal de Los Secretos fue el integrado por los hermanos Urquijo (1980-1984): Javier (05-nov-1958), Enrique (15-mar-1960 / 17-nov-1999) y Álvaro (22-jun-1962) en la primera época con tres LP editados en Polydor; posteriormente Enrique y Álvaro junto a Ramón Arroyo, Nacho Lles y Steve Jordan con la reunificación del grupo en 1986 y un mini LP y un LP editados en Twins.

La formación actual se compone de Álvaro Urquijo (voz y guitarras), Ramón Arroyo (guitarras), Jesús Redondo (teclados), Juanjo Ramos (bajo) y Santi Fernández (batería).

Encuadrada en sus orígenes, junto a otras bandas como Nacha Pop, Mamá y Trastos, en el renovador movimiento de música popular que vino a llamarse nueva ola madrileña, Los Secretos se han revelado a través de más de treinta años en activo, y gracias a numerosas canciones consideradas clásicas (entre las que figuran “Déjame”, “Sobre un vidrio mojado”, “Quiero beber hasta perder el control” y “Pero a tu lado”, convertido en todo un himno no oficial del Levante U.D.), como una de las agrupaciones más importantes de la historia de la música pop rock española.

Su época de mayor éxito profesional se dio en los años 90, cuando encadenaron los exitosos álbumes Adiós, tristeza y Cambio de planes y posteriormente el recopilatorio Grandes éxitos. Un momento muy delicado en su historia llegó en 1999 con la muerte de Enrique Urquijo, un duro golpe que, sin embargo, contribuyó a un renacer de la banda con la publicación del álbum homenaje A tu lado en el año 2000, que contó con numerosas colaboraciones de artistas próximos al grupo.

Los Secretos regresaron en 2002 con un nuevo álbum de estudio bajo el liderazgo de Álvaro Urquijo y desde entonces permanecen en activo, habiendo publicado otro disco de estudio (Una y mil veces), un recopilatorio en celebración de los 30 años del grupo y dos grabaciones en vivo. El lanzamiento de un nuevo disco de estudio (En este mundo raro) se realizó en septiembre de 2011.

En 2015, tras dos años de trabajo, presentan el disco de versiones (Algo prestado) donde homenajean a los autores y canciones que les han inspirado en su carrera musical.

1978 – 1979: Tos

En 1978 los hermanos Urquijo (Javier, guitarra, Enrique, bajo y voz, y Álvaro, guitarra) se unen al batería, compositor y cantante José Enrique Cano para formar el grupo Tos. Formarían parte desde los primeros tiempos de la explosión de creatividad que tuvo lugar en la escena musical de Madrid, aunque manteniendo sus influencias de las grandes bandas de country rock americanas.

En 1979 grabaron seis maquetas que se recogieron en el EP Tos, entre ellas Snoopy y Olga y Máquinas, así como las primeras versiones de Déjame y Me aburro.

La nochevieja de 1979, un accidente de tráfico causa la muerte de Canito, provocando con ello el fin de la primera etapa del grupo.

1980 – 1985: Primeros tiempos de Los Secretos

En febrero de 1980 se celebra en la Escuela de Ingenieros de Caminos de Madrid un concierto homenaje a Canito en el que, además de los restantes miembros de Tos, participan varios grupos de la nueva ola madrileña, que más tarde será conocida como la movida.

Los hermanos Urquijo deciden continuar, ahora con el batería Pedro Antonio Díaz (también compositor y cantante), y cambian el nombre de la banda a Los Secretos. Con esta nueva denominación fichan por Polydor y graban un EP de cuatro canciones, que se grabó en sólo 25 horas de estudio en los estudios Eurosonic de Madrid. Fue el anticipo de su primer LP, Los Secretos, que vio la luz en 1981 y que también se grabó en Eurosonic con Mike Cooper como ingeniero de sonido.

En este álbum, que incluye canciones como DéjameOjos de perdida y Sobre un vidrio mojado (la única versión del disco, originalmente de Kano y los Bulldogs), la producción de Juan Luis Izaguirre obtiene un sonido sólido y claro que sería característico de los primeros años del grupo. Se utilizan guitarras de 12 cuerdas, como la famosa Hofner 457 de la portada del LP, un armonizador Eventide para que los coros sonasen compactos, y el característico sonido de la batería de Pedro y las líneas de bajo de Enrique que enriquecían el conjunto. Así se consigue uno de los álbumes más importantes de la nueva ola y un disco de referencia en la historia del rock en castellano.

Durante los años siguientes, Los Secretos editan dos nuevos álbumes, Todo sigue igual (1982), con canciones como la que da título al álbum, Problemas o Ráfagas, y Algo más (1983), que incluye Hoy no y No me imagino.

Son años difíciles para el grupo, sin recibir prácticamente promoción alguna por parte de la discográfica, pasando gran parte del tiempo en la carretera y viviendo sus primeras experiencias negativas con las drogas.

Y de nuevo, en mayo de 1984, un accidente de circulación se lleva la vida del batería del grupo, Pedro Antonio Díaz, cuando conducía por la N-II camino de Madrid.

1986 – 1988: Refundación

Enrique decide refundar el grupo en 1986, esta vez con una orientación más country y sin la presencia de Javier. En esta nueva etapa, Enrique se dedica exclusivamente a cantar y abandona el bajo, dejando que Álvaro se ocupe de las guitarras.

En 1986 publican el mini LP El primer cruce, en el que participa Ramón Arroyo a las guitarras, así como Nacho Lles al bajo y Steve Jordan a la batería.

En 1987 se publica Continuará, un álbum con canciones de diversos estilos y que incluye una versión de Por el túnel de Joaquín Sabina, así como la que sería uno de los grandes clásicos del grupo, Buena chica, firmada por ambos hermanos.

En 1988 aparece el primer disco en directo de Los Secretos (titulado simplemente Directo), en el que junto a Enrique, Álvaro, Ramón Arroyo, Nacho Lles y Steve Jordan, participa Jesús Redondo a los teclados; así mismo cuentan con la colaboración de José María Granados (del grupo Mamá), Javier Teixidor (de Mermelada) y Joaquín Sabina. Directo fue el primer disco de oro de Los Secretos.

Los álbumes Continuará y Directo adolecen de una pobre producción que se traduce en un sonido plano y con poca diferenciación de instrumentos y de voces. Debido a ello, ninguna canción de estos LP se recuperó para el Grandes éxitos de 1996 (si bien Buena chica fue incluida en una versión en directo grabada ese mismo año).

Grandes éxitos II, de 1999, recuperará varias canciones de estos dos álbumes remezcladas para la ocasión, consiguiéndose un mucho mejor sonido.

1989 – 1998: Años de estabilidad

1989 es el año de La calle del olvido. Para este álbum el grupo cuenta de nuevo con la participación de Jesús Redondo a los teclados, completando la que sería en adelante la formación básica del grupo: Enrique, Álvaro, Ramón Arroyo y Jesús Redondo. Nacho Lles abandona la banda durante la grabación del disco y Steve Jordan se marcha al terminar ésta.

Los siguientes álbumes serán Adiós tristeza en 1991 y Cambio de planes en 1993.

En ambos cuentan, al igual que en La calle del olvido, con la cuidada producción de Joaquín Torres, que junto al equilibrio compositivo e interpretativo entre Enrique y Álvaro proporciona al grupo un sonido característico, estabilidad artística y un relativo éxito comercial, aunque sin enormes cifras de ventas. A destacar en el primero el tema Ojos de gata, escrito conjuntamente con Joaquín Sabina.

Es durante estos años cuando Enrique pone en marcha su proyecto en paralelo, Los Problemas, grupo con el cual realiza actuaciones en locales pequeños y visita otros estilos musicales.

En 1993 se publica su primer álbum, Enrique Urquijo y Los Problemas, en el cual se incluyen nuevas canciones de Enrique, así como versiones de temas de Los Secretos y de otros artistas como Nacha Pop, Radio Futura y Alaska y Los Pegamoides.

Dos caras distintas, publicado en 1995 es el primer álbum de Los Secretos grabado fuera de España, concretamente en Inglaterra bajo la dirección del experimentado productor Mike Vernon (quien había trabajado con, entre otros, Ten Years After, David Bowie, Eric Clapton, o Fleetwood Mac). Para este LP se contó con músicos de estudio británicos al bajo y la batería.

En 1996 Los Secretos publican un disco recopilatorio en formato estándar (Grandes éxitos) y una caja recopilatoria en formato de lujo (La historia de Los Secretos) que incluye tres discos con material de la discografía oficial y varios temas inéditos. Para estos recopilatorios y con dedicación a su hija María se grabó la canción Agárrate a mí, María, una adaptación de un tema escrito por Warren Zevon llamado Carmelita, cuya versión por Linda Ronstadt llegó a ser muy popular a finales de los años 70. Grandes éxitos supuso un gran éxito de ventas para Los Secretos, vendiendo 450.000 copias, y dio lugar una larga gira durante 1997.

1998 fue un año de descanso para la banda, centrándose sus componentes en sus proyectos individuales. Así, este año verá la aparición del álbum en solitario de Álvaro, Álvaro Urquijo, así como del segundo LP de Enrique Urquijo y Los Problemas, Desde que no nos vemos.

1999 – 2001: La muerte de Enrique y A tu lado

En 1999, Los Secretos preparan el lanzamiento de un segundo volumen recopilatorio (Grandes éxitos: Vol. 2).

La muerte de Enrique la noche del 17 de noviembre (precisamente el día anterior al lanzamiento del álbum) supone un tremendo golpe para el grupo, cuyo futuro aparece incierto.

Dolor y desolación en el mundo del pop por la muerte del cantante Enrique Urquijo

Su hermano Álvaro estaba cantando en Zaragoza cuando le llamaron de madrugada para comunicarle la muerte de Enrique Urquijo, componente, como él, del grupo Los Secretos. El cadáver del compositor y cantante del mítico grupo, que se alzó a la fama con la movida madrileña, fue velado ayer por la tarde en el tanatorio madrileño por una buena parte de los músicos de su generación. El compositor de Quiero beber hasta perder el control será enterrado hoy en el cementerio madrileño de la Almudena. Llevaba dos días desaparecido cuando fue encontrado muerto en un portal de Madrid.

El mundo del pop está desolado. El miércoles por la noche, Enrique Urquijo, de 39 años, fundador de Los Secretos, fue encontrado muerto en un portal de la calle del Espíritu Santo, en el madrileño barrio de Malasaña. La consternación y el dolor no impiden a sus muchos amigos plantearse algunas preguntas. Todos quieren saber cómo fueron los dos últimos días de Enrique Urquijo, con quién estuvo, por dónde se movió, qué hizo, cómo ocurrió todo. La policía investiga las circunstancias en las que se produjo la muerte del cantante.

El cuerpo no presentaba signos de violencia, pero sí del consumo de estupefacientes, según fuentes del Insalud. Un vecino del inmueble donde se encontró el cuerpo del compositor aseguró haber presenciado cómo un chico y una chica trataban de reanimar al músico dándole un masaje cardiaco, informa Juan Francés. El compositor de Ojos de gata estaba tirado en el suelo boca arriba. Tenía la cazadora colocada en la nuca, a modo de almohada, y la camisa, levantada, con el pecho descubierto.Por el tanatorio, donde fue trasladado el cadáver del cantante tras serle practicada la autopsia, pasaron, sobre todo, músicos de todos los grupos de su generación, muchos técnicos y los dueños de un montón de locales madrileños donde Enrique Urquijo solía actuar en solitario. Joaquín Sabina y Santiago Auserón, que se encontraban fuera de Madrid, enviaron telegramas de pésame a la familia. Álvaro, que siempre ha cuidado y apoyado a su hermano, parecía destrozado.

Según todos sus amigos y allegados, la muerte sorprendió a Enrique en un momento en que el cantante y compositor (“un talento exquisito de la música pop”, en palabras de Santiago Auserón) estaba ilusionado y pletórico de proyectos. Por trágica casualidad, hoy se pone a la venta Los Secretos. Grandes éxitos. Volumen II. Del primer volumen se han vendido cerca de 300.000 ejemplares. Precisamente, el próximo día 25 se iba a presentar este segundo volumen en la sede de la Sociedad General de Autores y se le iba a entregar un quíntuple disco de platino por las ventas del primero. Enrique y su hermano Álvaro, por otra parte, habían decidido volver a grabar como Los Secretos, sin abandonar sus respectivas carreras en solitario; ya estaban preparando las canciones.

Manuel Notario, representante de Enrique desde hace unos años, está roto, pero todavía le quedan fuerzas para proclamar serenamente: “Enrique era, sobre todo, un gran depresivo. Y cuando le venía el mal desaparecía, se esfumaba, no sabíamos dónde se metía. Hace unos días, en la entrega de los Premios Amigo, estaba magnífico, ilusionado”. Precisamente, tras la entrega de esos premios, algo ocurrió al cantante y compositor que le hizo ingresar en una clínica por voluntad propia para someterse a una cura de desintoxicación. Pero el lunes pasado pidió el alta. A partir de entonces estuvo perdido.

Manuel Notario, tragándose la infinita amargura, comenta: “Desde hace unos meses, Enrique era otra persona. Rehízo su vida sentimental. Cada mañana llevaba al colegio a su hija de cinco años. Escribía canciones sin parar, te hablaba de proyectos. Pero la vida es así de estúpida y malvada”.

Enrique Urquijo era una persona absolutamente entrañable y tierna. Aunque era muy tímido, su vida eran los escenarios, donde no dejó de actuar en todos estos años. Los bares musicales de Madrid están de luto. En la noche profunda, le gustaba cobijarse en algunos lugares donde se ponía a cantar y tocar la guitarra. Por ejemplo, en Lady Pepa, un clásico de las madrugadas madrileñas cercano al lugar donde encontró la muerte. Enrique, siempre triste pero muy dulce, cantaba rancheras de una forma suave, profunda, aterciopelada y susurrante. Estaba enamorado de Se me olvidó otra vez: “Probablemente ya / de mí te has olvidado, / y mientras tanto, yo / te seguiré esperando… / Se me olvidaba que / ya habíamos terminado”.

Llorarle en la intimidad

Los Secretos han tenido una vida tan azarosa como su nombre sugiere. La tragedia se cebó con ellos: dos de los baterías del grupo murieron en sendos accidentes de circulación. Y ahora esto. Y como la vida es así de extraña, a partir de este momento, la obra y las canciones de Enrique Urquijo llegarán a mucha más gente. En los ambientes musicales, todo el mundo sabe desde hace tiempo que Enrique Urquijo fue un talento. Hoy será enterrado en la Almudena. Su familia y sus amigos desean llorarle en la intimidad. FUENTE:

El nacimiento de María, supuso para Enrique Urquijo un soplo de aire limpio,  empezó a dar importancia a algo que llamamos vida, y a causarle infinitas alegrías.

Enrique escribió dos canciones a su hija, para mí, “Pero a tu lado” es una de las mejores canciónes de amor del mundo.

Enrique y su hija marÍa, en uno de los descansos de la grabación de su último disco en solitario (diciembre de 1997).

Desde que no nos vemos

Pía Minchot y Enrique Urquijo se conocieron en un concierto de Los Problemas en Huesca, en enero de 1996. Permanecerían juntos hasta la muerte de él, el 17 de noviembre de 1999. Con muchos problemas que solucionar (como las adicciones o la inestabilidad emocional de Enrique), no fue ni mucho menos una relación fácil, pero todos los amigos y conocidos de la pareja coinciden en señalar que ella tuvo sobre él un efecto estabilizador y muy muy positivo (tánto que habían llegado a hacer planes de boda una vez que Enrique saliera de la granja de desintoxicación donde nunca llegó a entrar, a causa de su fallecimiento).

Desde muy pronto, ella fue consciente de que la relación con Enrique iba a ser complicada: “Había momentos en que no estaba bien. Era una persona con un problema de ciclotimia, y de vez en cuando tenía sus bajones y era duro. Le costaba levantarse y tirar para adelante. Se abandonaba a lo que pasara”. Ella (una estudiante de veintipocos años) era bastante más joven que él y el peso de la relación muy a menudo la sobrepasaba. Muchos de su círculo se lo recriminaban: “Yo lo único que te digo es que toda persona que se arrima a Enrique acaba sufriendo”, le advirtió Begoña Larrañaga, la teclista de Los Problemas. Y el mismo Enrique, a veces, desde su yo más autodestructivo, se encaraba con ella y le decía: “Pero tú qué eres, la Madre Teresa de Calcuta?”. “Pero yo le decía que eso no lo hacía con todo el mundo -explica Pía-. Darle mi apoyo incondicional lo hacía con él porque lo quería. La verdad es que con Enrique no me costaba nada. Había momentos en los que era duro: cuando no estaba bien, tirar para adelante era difícil”.

Fue en una de sus separaciones (porque la pareja tuvo muchos altibajos) cuando Enrique escribió “Desde que no nos vemos”, una canción de ausencia pero también de necesidad (deja bastante claro quién o qué le mantenía apartado de “aquellos vicios” a los que se refiere) y de cómo algunas veces uno necesita “aprender a echar de menos” (aunque eso te cambie para siempre).

– Del álbum “Desde que no nos vemos”, de Enrique Urquijo y Los Problemas, 1998.


Desde que no nos vemos, no sé ni donde vivo:
salí de aquella casa llorando como un niño.
Ahora que no me abrazas, todo parece poco.
Hablo con las estrellas: quizá me volví loco.

Desde que no me llamas, la tristeza me espera,
se asoma a las ventanas, se esconde en las aceras.
Ahora que no me hablas, he perdido el camino
y voy de barra en barra, pregunto si te han visto.

Desde que no me hablas, me siento tan vacío:
tus últimas palabras no sabrán del olvido.
Ahora que no nos vemos, he vuelto a aquellos vicios…
Aprendí a echar de menos y nunca seré el mismo. 
FUENTE:

En 2000, Álvaro, Ramón y Jesús organizan la grabación de un disco homenaje a Enrique (A tu lado: un homenaje a Enrique Urquijo) en el que se graban canciones suyas interpretadas por los otros tres componentes de la banda acompañados por numeroso artistas amigos de Enrique (Javier Urquijo, Carlos Goñi, Antonio Vega, Carlos Tarque, Ariel Rot, Celtas Cortos, Cómplices, Cristina Lliso, Javier Álvarez, David Summers, José María Granados, Luz Casal, Manolo Tena, Miguel Ríos, Mikel Erentxun, Nacho Campillo y Pau Donés). A tu lado incluye también la última canción grabada por Enrique, Hoy la vi, que dejó en forma de maqueta y fue arreglada y editada para este disco.

Tras la publicación de A tu lado, Los Secretos realizaron una gira en la que varios de los artistas invitados en el disco compartieron escenario con el grupo.

                                                                    ENLACE ÁLBUM

Discografía

Con Tos

  • Tos (1978)

Con Los Secretos

Álbumes de estudio

Álbumes en vivo

  • Directo (1988)

Recopilatorios

  • Lo mejor (1985) (recopilatorio)
  • La historia de Los Secretos (1996) (recopilatorio)
  • Grandes éxitos (1996) (recopilatorio)
  • Grandes éxitos II (1999) (recopilatorio)
  • 30 años (2007)

Con Los Problemas

  • Enrique Urquijo y Los Problemas (1993)
  • Desde que no nos vemos (1998)
  • Lo mejor de Enrique Urquijo y Los Problemas (2001)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s